Proteger o poseer: cuando se usurpa el hogar de la naturaleza



(Año X Número X - 2010)

Los seres humanos hemos hecho del medio ambiente un espacio de disputa. A continuación el caso de Reta, un ejemplo en el que la contienda se dirime entre el desarrollo urbano y la protección del ecosistema.


Por Julieta Cormace



Reta es especial. Prácticamente no ha sido explotada turísticamente y guarda una enorme riqueza en su biodiversidad. Es un caso donde está en juego la explotación comercial de una interesante zona costera y el deseo de un pueblo y de los científicos de proteger e investigar un ecosistema único y virgen.


Este pueblo costero está ubicado 600 km al sur de la provincia de Buenos Aires, en el partido de Tres Arroyos. Allí reina el silencio, pero no un silencio vacío, sino lleno del canto de las aves que hicieron de Reta su lugar. De fondo siempre está el sonido del mar, el romper de las olas contra la orilla, ese canto marino inmenso cuando se oye de cara al océano y tan pequeño pero fiel cuando se acerca la oreja a un caracol gigante.
A Reta la moldea el viento. Hay un gran paisaje de dunas vírgenes, de playas que están tal cual fueron creadas por la naturaleza. Cuesta imaginarla. Gran parte de la Costa Atlántica de Buenos Aires hoy se parece más a una masa de cemento con acceso al mar que otra cosa. Pero es diferente y está en peligro de extinción.

La paradoja retense

La sed de poseer, las oportunidades de venta y enriquecimiento a través de la belleza de la naturaleza hace que se violen los ciclos, que se alteren los funcionamientos de le evolución de la tierra.

Marisa Bianchet es oriunda de Copetonas, y cuenta: “veo con tristeza como mi querido Balneario Reta es ambiente propicio para especuladores que de a poco quieren destruir los escenarios naturales de este balneario que me vio nacer, crecer, pasear mi adolescencia con mis amigas por las orillas de ese inmenso mar. Ahora empiezan con un hotel supermoderno sobre un médano ¿y después, cuántos médanos más se irán ocupando?”.

Científicos y vecinos quieren preservar un sector en particular de Reta que, paradójicamente se está loteando para convertir el pueblo en una versión más agreste de las ya trilladas paradas de la Costa Atlántica. ¿Qué se quiere proteger en Reta? La gran protagonista de esta historia es un espejo de agua que técnicamente se llama albufera.

El Doctor en Biología, Daniel Kuczynski la define como una “laguna contigua al mar que se forma en un área de playas bajas, cuyas aguas son generalmente salobres debido a la mezcla de aguas dulces y marítimas, precisamente por la intermitente intrusión marina que constituye una zona de transmutación de la vida acuática terrestre y marítima, siendo un área ecológica muy singular y especial, de interés para los estudiosos e investigadores científicos de la vida silvestre.

La característica distintiva de la albufera es su biodiversidad, ya que hay organismos particularmente adaptados a variaciones de salinidad. Al ser un cuerpo de agua alimentado por el arroyo El Gaucho y, a su vez, por el agua del mar que ingresa con las mareas o por los vientos, se genera una laguna en la que confluyen aguas con niveles de salinidad opuestos (agua dulce y salada). Los microorganismos y todos los seres vivos que hacen de la albufera su hábitat, son seres únicos, capaces de sobrevivir a las intermitencias de calidades diferentes de aguas.

El arroyo El Gaucho que atraviesa Reta tiene un trayecto de aproximadamente 2 km y nace de una laguna de aguas en el sur del pueblo de Copetonas, partido de Tres Arroyos. Realiza un corto trayecto, bifurcándose en dos brazos: el izquierdo, previo a desembocar en el Océano Atlántico, forma la albufera; mientras que el derecho termina en la laguna de Ambrosius.


“El ambiente y el ser humano son parte de un todo indisoluble Perjudicar al ambiente es herirnos a nosotros mismos”, advierte Kuczynski. El avance de la urbanización a lo largo de toda la Costa Atlántica, las forestaciones, obras y actividades humanas de alto impacto ambiental, han desencadenado o intensificado graves procesos de erosión, reducción de playas, retroceso de la línea de costa y se han eliminado áreas medanosas, lo que generó pérdida de especies autóctonas y la transformación del paisaje y del equilibrio natural.

Alicia Deregibus, fundadora de la Biblioteca Popular de Reta y miembro de la Comisión vecinal que se convocó para proteger el ecosistema retense afirma que el arroyo El Gaucho es digno de estudiar y reflexiona: “No hay duda que si se aprueba el proyecto para convertir parte de Reta en Reserva hecha por tierra los negocios de muchos vivos. A la Municipalidad de Tres Arroyos únicamente le interesa el negocio. Aquí por un lado se protege y por el otro se hace negocio con testaferros. Nosotros no queremos quedarnos en el tiempo. Lo que queremos es evitar la proliferación de lo urbano que destruye”.

Alfredo Moraca, vecino de Reta, escribe en www.balnearioreta.com lo que muchos pronostican: “No habrá más playas ni médanos ni tranquilidad en el Balneario Reta. Pasará lo mismo que Gesell y todo el partido de la costa. No habrá más playas. No saque arena para edificar, los médanos se acaban y no hay repuesto. Quiero que mis nietos vean esas playas como las ví con mi señora (que fue ella quien me llevó alla por el 73). No tengo más palabras para decir que paren con todo lo que llaman "PROGRESO" ¡basta!”

El proyecto: proteger

Actualmente científicos y defensores del medio ambiente optaron por tener una nueva concepción del cuidado del mundo en el que vivimos. Hoy se habla en términos de “protección ambiental”. Hay que salvar ciertos espacios, algunas especies, determinados paisajes antes de que devoremos todo.

· En diciembre 2003 el Ingeniero Francisco Forés presentó el Anteproyecto de Ordenanza del Honorable Concejo Deliberante de Tres Arroyos Parque Reserva Natural Micro Albufera de Reta.

· En el 2004 la Intendencia Municipal de Tres Arroyos decretó que la albufera de Reta se declare de “Interés turístico Municipal”.

· En noviembre del año 2006 el Ministerio de Asuntos Agrarios del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires elaboró un informe técnico titulado “Ampliación de Informe Técnico realizado en el Balneario Reta, Partido de Tres Arroyos”, en el que se llega a la siguiente conclusión:

· “Se recomienda que el ambiente en cuestión, y según consideración del informe, que su conservación y protección esté a cargo del Municipio de Tres Arroyos y que se evalúe la posibilidad de incluirla dentro de la Ley Provincial Nº 12.704/01 de Paisaje Protegido de Interés Provincial”.

· El artículo 7 de la citada Ley establece que la realización de toda obra o actividad pública o privada que produzca o sea susceptible de producir efectos negativos al ambiente, declarado Paisaje Protegido o Espacio Verde, deberá obtener la autorización correspondiente previa presentación obligatoria de una evaluación de impacto ambiental. Hasta ahora, mientras los lotes ya van teniendo nombre y apellido, no se ha presentado ninguna evaluación del posible daño o no que se le pudiera hacer al medio con la construcción sobre las zonas vírgenes.

· En marzo del 2008 la Unión Cívica Radical propone declarar como Reserva Natural y punto de atracción turístico a la Albufera Balneario Reta. El Concejal del radicalismo, Raúl Alí, entregó la propuesta a la Licenciada Ana Corbi, Directora del Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible.

· En el 2009 Facundo Hernández, Geólogo y becario del CONICET, bajo la dirección del Magister José Mantobani de la Universidad Nacional de Mar del Plata y del Dr. José Dadon de la Universidad de Buenos Aires, organizó una charla-debate en la que propuso un Parque Nacional que se extienda desde el último lote de Reta hasta la desembocadura del Río Quequén Salado, un total de 45km2. “La reunión tuvo una nutrida concurrencia de los vecinos -cuenta Hernández- y se formó una comisión para impulsar el proyecto que fue denominado Médanos del Sur. Luego, se redactó la primera declaración que fue enviada a Presidencia de la Nación, a la Secretaría de Turismo (actual Ministerio), a la Subsecretaría de Política y Planificación Ambiental, y otros organismos de gobierno De ahí en adelante fuimos iniciando gestiones para buscar el apoyo de científicos locales e internacionales, esto fue logrado. En cambio las respuestas de los organismos de gobierno han sido nulas”.
Los proyectos al momento no fueron aprobados y, en su lugar, se encuentra una amplísima zona virgen en un proceso de loteo, incluyendo el área propuesta para la Reserva. Cuando no se dan certezas aparecen las preguntas. Cuando no hay claridad se da lugar a las sospechas.

El loteo

El loteo se hizo hace más de 50 años, pero actualmente se comenzó con la venta de los terrenos en aquellas secciones vírgenes. La empresa que esta llevando adelante la venta de tierras se llama SI.VE.CO. S.A, y le puso precio a lo que no lo tiene en términos de valor ponderable.

Hay sólo 3 manzanas que aparecen dentro de la oferta como DONADO FUTURA RESERVA, lo que quiere decir que esas serán las dimensiones ínfimas en que aparentemente quedaría acotada la Reserva, zona que actualmente no esta ni siquiera cercada siendo ya declarada “Zona de Interés Municipal”, y donde hoy muchos entran con sus 4x4 y pisotean todo el ecosistema, según revelan los vecinos.

Los terrenos lindantes a la albufera tienen un costo de 57 mil dólares al contado y son lotes de reventa, comprados en primera instancia por supuestos inversores extranjeros.
El Ingeniero Forés observa: “Es escandalosa la miopía de la gente con respecto al loteo.Hay tal indolencia en el gobierno Nacional, en el Provincial, y ni que hablar en el Municipal en donde se hacen excepciones para construir donde está prohibido(Ver El decreto de excepción para construir sobre los médanos). No hubo decisiones ni avances con respecto a la Reserva, y todo quedó cajoneado”.

Los lotes con vista a la albufera tienen un costo de alrededor de 47 mil dólares, sin posibilidades de financiación.

Si se urbaniza lo natural, lo equilibrado, lo que debe ser protegido porque funciona como testigo de la evolución de las especies, se pierde y para siempre.

El trabajo que queda por delante

El geógrafo Hernández explica a Unisapiens que intentar modelos alternativos de desarrollo en la costa es una empresa difícil debido a la especulación inmobiliaria y política que moviliza la zona; sin embargo, entiende que la esperanza está puesta en que los encargados de tomar decisiones hagan foco en sus propuestas que aspiran a un desarrollo amigable con el medio natural y distributivo con la comunidad local, en lugar de hacerlo en los intereses de unos pocos empresarios.

Y continúa: “Es importante aclarar que todo lo hecho hasta ahora ha salido de nuestros sueldos: el alojamiento, la comida, el envío de cartas, etc. Hay ideas pero faltan recursos, sin embargo la clave es que la comunidad local impulse el proyecto, lo hable y lo discuta. La movilización es fundamental si quiere llegar a un buen término”.

Pero ¿quién es el culpable? O es la burocracia impersonal la que demora los ciclos, los proyectos, los tiempos tolerables o son algunos que quieren beneficiarse hoy con la explotación turística de los recursos naturales y no piensan a largo plazo.

La legislación existe, el pueblo está en pie de lucha y los científicos impulsan, advierten e impulsan. Es hora de aprender que la mejor política ambiental no es la que soluciona los problemas, sino la que evita que aparezcan.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy Luna

Experiencia umbanda

Más allá de la muerte